Submitted on Jue, 03/09/2017 - 10:58

Como explicaba en mi artículo anterior el dólar canadiense sigue bajando con respecto al dólar de Estados Unidos a tal punto que en enero se han registrado cambios de hasta $1.40 CAN por $1.00 US. Y lo más importante es que los economistas predicen que va a bajar todavía aún más y que tomará todo el 2016 para recuperarse. Pero también existen algunas medidas para reducir el efecto de la devaluación y su consecuente alza de precios.

 

El economista senior del BMO Benjamin Reitzes dice que “la trayectoria del ‘loonie’ depende del petróleo. Los precios bajos del crudo empujarán eventualmente a un incremento en la oferta, la pregunta es ¿cuándo?

 

Nosotros estimamos que el barril de petróleo finalice en $49, esto sugiere que nuestra moneda finalizará más firme, pero hay un largo recorrido entre ahora y el fin de año”.

 

Recuérdese que la última histeria en los mercados mundiales se generó en China en donde la bolsa de valores cayó 7% provocando un alto en el comercio internacional, afectando directamente nuestra moneda a nivel internacional. Statistics Canada reportó que para noviembre 2015 el déficit en la balanza comercial fue de $3.3 billones que pudo haber sido mayor por los precios desfavorables.

 

Por el lado del empleo, el National Bank reporta que en diciembre se crearon 10,000 trabajos nuevos que hicieron que la tasa de desempleo se mantuviera en 7.1%. Se espera que el sector de servicios suba después de un decremento significativo en los últimos meses. También se esperan aumentos significativos de empleos en sectores tales como finanzas, seguros y venta de inmuebles. En contraste el sector de bienes, especialmente en manufactura y construcción,  podría experimentar bajas después de una bonanza en los meses previos.

 

Daniel Tencer, editor de negocios del HuffPost dice “no hay duda que un ‘loonie’ cayendo genera muchos retos económicos y perjudica al consumidor, pero ¿habrá algo de beneficio que viene de tener una moneda devaluada?”

 

Pareciera que esta pregunta la contesta en parte Mark Brown que dice que al menos hay 4 razones para querer una moneda devaluada.

1. La primera es que apoya al sector turismo, tanto porque vienen más visitantes como que motiva a hacer turismo interno.

2. La segunda es la cantidad de negocios que se pueden hacer al comprar productos importados, como vehículos, a bajos precios.

3. Tercero, las inversiones que se hicieron antes en Estados Unidos están ganando solo por el hecho del valor de cambio.

4. Cuarto, la monedad devaluada es buena noticia para los inversionistas extranjeros de bienes y raíces.

 

Pero los más afectados, como siempre, son los consumidores, especialmente los de clase baja. El Instituto de Alimentos de la Universidad de Guelph estima que en promedio cada familia gastó $325 adicionales en alimentos en el 2015 y esperan otros $345 adicionales para el 2016. Debido a que el 81% de todas las frutas y verduras consumidas en Canadá  son importadas, los precios de las mismas son vulnerables a las fluctuaciones en la moneda.

 

Los precios  podrían aumentar un 4.5% en el 2016. Esto viene a añadirse a los $1,500 anuales en alimentos que en cada hogar se desechan a la basura.

 

Algunas sugerencias que Getty Stewart, un economista de Winnipeg, sugiere para afrontar el aumento de los costos de los alimentos son:

1. En lugar de comprar fresas en invierno mejor compre frutas de estación como peras, naranjas y toronjas.

2. Alimentos congelados y enlatados podrían ser una buena alternativa.

3. Experimente con nuevas recetas usando raíces como zanahorias, remolacha y camote.

4. Seleccione entre cortes de carne menos costosos que pueden ser marinados o preparados en slow cooker.

5. Reduzca el consumo de cafés especiales, gaseosas, dulces, galletas y utilice el dinero ahorrado en consumir calorías saludables.

 

Por lo visto nos espera un largo año con moneda devaluada por lo que le recomiendo reducir sus viajes de compra a Estados Unidos y a seguir algunas sugerencias como las enlistadas aquí. Y buena suerte.

 

Fuentes: Metro News, CTV News, National Bank, Financial Post, The Globe and Mail, HuffPost Business.